Translate

lunes, 29 de octubre de 2012

Cervecerías de Valparaíso (segunda parte)


Sin duda las cervecerías nombradas en la primera parte de este articulo, son las más importantes y conocidas, pero no quiero dejar de mencionar además las siguientes cervecerías de; Franz Duve, Pedro Frugone, M. Haertel  y Cía., Pedro Martín, Juan Pigati,  Gmo. A. Rohde y Cía., Ramón Zilleruelo y Nicolás Mena. Sobre este último cervecero quisiera detenerme.
Don Nicolás Mena era Regidor de Valparaíso, y propietario de un fundo de unas 66 hectáreas, que abarcaba casi todo el cerro Florida. Para asegurar el regadío de su tierra y abastecer de agua potable a parte de la población porteña y para una fábrica de hielo y cerveza, había cerrado una garganta rocosa que se extendía por los faldeos de los cerros San Juan de Dios y de Yungay. Sobre este tranque pesa una tragedia que transcribo con los relatos de la época. “El día anterior había llovido copiosamente sobre Valparaíso y el martes 11 de Agosto de 1888, amaneció despejado, sin que nada hiciera presagiar la tragedia. Cerca de las 8 de la mañana se sintió un ruido atronador en el sector, entre las quebradas de Yungay y de San Juan de Dios. El tranque se había roto en su base y la avalancha, estimada en unos 90.000 metros cúbicos se precipitó hacia el plan. 
Fotografía de 1888, con las consecuencias de la denominada
“Tragedia del tranque Mena”.-

A los pocos minutos y sin que la población casi lograra comprender, escombros, barro, árboles, puertas y ventanas, quedaron esparcidos entre la plaza Aníbal Pinto y la plaza de la Victoria. Las calles Salvador Donoso y Condell, quedaron totalmente cubiertas de barro. Lamentablemente 75 personas murieron y otras 300 quedaron heridas.
El hijo de don Nicolás, Marcelo Mena Luna, más de 40 años después, a lo mejor dolido por la catástrofe, al fallecer donó casi la totalidad de su fortuna para la formación de una fundación que se dedicara fundamentalmente a la habilitación de un hospital para niños, institución que funciona hasta nuestros días.

La “quinta Mena” en el cerro Florida, que fuera donada como hospital.
Etiqueta de la Cervecería Valparaíso, de Gmo. A. Rohde y Cía., una de las pocas etiquetas se se han rescatado de las cervecerías de Valparaíso.
A pesar de no ser productores de cerveza, no podemos dejar de mencionar que, al igual que en las antiguas salitreras y ciudades del norte de Chile, en Valparaíso era habitual encontrar embotelladores de cerveza, ya sea de producción nacional o de importación.
Como ejemplo, les presento aquí algunas de las etiquetas de estos embotelladores e importadores.
Cerveza de los Hermanos Keller de Concepción, embotellada por Solari y Peirano, y Cerveza de Sohrmann (Ex Plageman), embotellada por Canessa y Botto.-

Cerveza Norteamericana embotellada exclusivamente para Oscar Herrera, quien fue también uno de los mayores accionistas de la Fabrica Nacional de Cerveza, precursora de la Compañía de Cervecerías Unidas, y Cerveza de Noruega, importada por la empresa Grafenmahn, Walter y Cía.




viernes, 24 de agosto de 2012

Cervecerías en Valparaíso. (Primera parte)


En 1825, don Andrew Blest Maybern instala la primera cervecería en Valparaíso. Este médico, había nacido en Sligo, Irlanda, y llega a Valparaíso en 1813, a bordo de la fragata inglesa “Emily”. El establecimiento de Blest estaba situado en las rocas de la Cruz de Reyes, por donde quedaba el Banco Alemán Transatlántico, hoy Registro Civil. Hacía 1830, adquirió el sector del cerro Concepción junto a la famosa “Cueva del Chivato”, y según se cuenta, habría utilizado esta cueva como fresco deposito para sus cervezas. En 1844, su cervecería pasa a manos del Alemán Juan Stuvens.

La segunda Cervecería que nace en Valparaíso, y la primera en importancia, fue fundada en 1849 por Joaquin C. Plagemann. Este cervecero Alemán aparte de su cervecería, fue conocido por su importante colección de conchas, zoófitos, minerales y plantas, pero también de instrumentos, útiles domésticos,  adornos y cerámicas indígenas, tanto de araucanos como de atacameños, entre ellos varias momias cubiertas de arcilla marrón.
La producción se consumía en la región de Valparaíso y en un alto porcentaje en el resto del País. Se puede apreciar en la etiqueta de la derecha el nombre de B. Barrios, embotellador de Iquique
Para 1874, la fabrica Plagemann tenía un establecimiento de algún tamaño en la calle Chacabuco 236, y fabricaba cerveza lager y negra, y unas cervezas blancas tipo pilsener. Tiempo después, don Carlos C. F. Sohrmann adquiere la fabrica Plagemann, conocida como “Cervecería del Escudo de Chile”, e instala nuevas maquinarias, con lo que la producción llega en 1895 a los 10.000 litros diarios, 2 a 3 millones de litros al año de cerveza doble, lager, blanca, negra, etc.
La fábrica ya en manos de Sohrmann funcionaba en un gran edificio con buenas instalaciones y con amplias bodegas destinadas al enfriamiento de la cerveza y otras para la fermentación. Trabajaban allí 40 hombres y 10 mujeres, todos chilenos; solo los jefes y mecánicos eran alemanes.
En 1891, la ex cervecería Plagemann (Sohrmann) se fusiona con la cervecería de Hoffmann, Ribbeck y Habeimeyer de Limache, formando la Fabrica Nacional de Cerveza y Hielo, que será materia de futuros comentarios.

Bibl:
De la regeneración del pueblo a la huelga general – Sergio Gres Toso.
Apuntes para la historia de la cocina chilena – Eugenio Pereira Salas – 1977
La misteriosa cueva del Chivato - Revista Chilena de Historia y Geografía - Nº 153 - 1985
La calavera de Robinson – Miguel Sánchez – 2006




miércoles, 1 de agosto de 2012

Cervecería Keller, Concepción

Poco conocido es el hecho de que Gustavo Keller, fundador de la Cervecería que lleva su apellido, llegó a Puerto Montt en Febrero de 1857, en el velero “Alfred”, proveniente de Hamburgo, Alemania. En esta ciudad se estableció con una pequeña cervecería, y con posterioridad se traslada a Concepción. 
Gustavo Keller funda en 1874 la primera cervecería de Concepción, la cual fabricaba cerveza de distintas calidades, malta, limonada y agua gaseosa. Desde 1886 fue manejada por sus hijos,  bajo la razón social de Keller hermanos.
En la exhibición de la Sociedad de Fomento Fabril en 1894, la cervecería Keller de Concepción presentó cervezas Pilsener, Baviera y Lager, además de malta oscura, la cual recibió un primer premio.
Fotografía de las barracas de obreros junto a la línea del tren, en lo que es hoy Av. Pedro de Valdivia. Hacia 1895, utilizaba, al igual que otras fabricas de su tipo, moderna maquinaria importada y daba empleo a 100 operarios, “daba ocupación en la fábrica a 100 operarios, la mitad mujeres i algunos niños, chilenos todos, remunerando con un jornal de un peso para los hombres, de 60 centavos para las mujeres i de 50 a 75 centavos para los niños".
La fábrica estaba situada en Agua de las Niñas, en la ribera norte del Biobío sobre la línea del ferrocarril. (hoy Av. Pedro de Valdivia). Cuenta la tradición que en "Agua de las Niñas" existía una pequeña vertiente cuyas aguas desembocaban en una pileta rústica donde se sumían las muchachas campesinas que venían a la ciudad en carreta desde Chiguayante, La Leonera, Hualqui, Quilacoya y demás poblados aledaños.  Aprovechaban la pileta para lavar sus pies llenos de polvo del camino en los días estivales, o empapados de barro en invierno, con el objeto de presentarse decentemente al llegar a Concepción.
“La mayor parte de la producción se consumía en la zona, pero también se exportaba al norte del país y a Perú y Bolivia”. También era embotellada por la empresa “Solari y Peirano” en Valparaíso.(Ver etiquetas)
En 1907 la Cervecería Keller Hermanos se fusiona con la Cervecería de Otto Schleyer de Talca (fundada en 1875), formando la Sociedad Cervecerías de Concepción y Talca con un capital de 1.500.000 pesos. 
En el año 1924, la empresa Cervecería de Concepción y Talca, es comprada por la Compañía Cervecerías Unidas (CCU), desde esa fecha funciona como planta CCU Concepción. 
En el año 1999, la planta es desmantelada y la producción se traslada a la nueva y moderna planta de Temuco.

Etiqueta de los primeros años de CCU Concepción  
Las fotografías corresponden al estado de la Planta Concepción en el año 2008

Bibliografía:  
Julio Pérez Canto, la industria nacional 1894-95 (1896). 
Historia de la cerveza en Chile, una bebida moderna. (2001)
Recopilación personal.

martes, 3 de julio de 2012

Cerveza de Elqui - Adolfo Bauer - Vicuña

La Cervecería de Elqui o Cervecería Bauer se ubicaba en la calle condell de Vicuña, ciudad que se encuentra a 62 km. al este de La Serena y a 532 km. al norte de Santiago, a unos 700 m.s.n.m. Esta ubicada en medio del impresionante verdor del Valle del Elqui, y es uno de los destinos turísticos más apetecidos por los amantes de los cielos limpios y de la observación de astros.
Adolfo Bauer Kalhardt (1857-1911), fundador de la Cervecería.
Estas son de las primeras etiquetas de la cervecería (1890).
Adolfo Bauer fue Alcalde de Vicuña, y durante su mandato se construyo en una de las esquinas de la plaza de la ciudad, la famosa torre conocida como Torre Bauer. Se trata de un edificio de 28 m. de altura, que fue diseñado y prefabricado en Alemania, y que buscaba replicar las torres medievales de Ulm (Ciudad natal de Bauer).
 
La estructura de madera fue traída por Barco, y se termino de ensamblar en 1905. 

La Torre fue el símbolo de la cervecería (ver etiquetas), y con el paso del tiempo se ha convertido en el símbolo de la ciudad de Vucuña.
Bibliografía:
www.munivicuna.cl – Vicuña antiguo (Diego Romero)
Wikipedia – Recopilación personal

martes, 12 de junio de 2012

Cervecería "Punta Arenas" - Budack y Cía.


No existen muchos antecedentes de esta pequeña cervecería que estuvo ubicada en Punta Arenas, Región de Magallanes, en el extremo sur de Chile. Sabemos que fue contemporánea de la conocida Cervecería "Patagona", y que funcionó en la Calle Ecuatoriana Nº 755 (hoy Ignacio Carrera Pinto), entre los años 1898 (su fundación) y por lo menos, el año 1918.-

Budack en la Exposición Regional de Magallanes de
Comercio e Industrias de Septiembre de 1915.
Estas son las unicas dos (2) etiquetas conocidas, de Budack.

"La Cervecería Punta Arenas, de propiedad de los señores Budack y Cía., se distingue por sus cervezas marcas: Pilsener, Lager y Malta, que tienen gran demanda especialmente en la estación de verano. Posee instalaciones y maquinarias modernas que permiten una buena é higiénica elaboración". Texto extraído de la “Guía de Magallanes, de Comercio e Industrias”, de 1918, de Julio Collado.






miércoles, 18 de abril de 2012

Cervecería y Malteria La Calera

La cervecería La Calera, fue fundada en 1891 por don Jorge Fuchs Treiber, alemán nacido en Hockenheim en 1856, y casado con la valdiviana Guillermina Habermeyer Walter. Adquiere de la sucesión del ciudadano Boliviano Lidefonso Huici, un fundo en Artificio, localidad cercana a La Calera, Región de Valparaíso. En este lugar funda su Compañía Cervecera, una planta más bien pequeña, que es ampliada constantemente hasta 1906, fecha en la cual resulta dañada, tras el gran terremoto que sacude a la zona central.


Luego de este gran sismo, es cuando Jorge Fuchs incluye un socio en la empresa, el cual aportaría una inyección de capital para sobreponerse a los daños y continuar creciendo, entre los años 1908 y 1915, periodo en que se la conoce como "Compañía Cervecera Fuchs y Plath".
Hermoso abridor metálico de principios de 1900
De las primeras etiquetas de la cervecería se infiere que inicialmente se llamo Fábrica de Cerveza “El Artificio”.
Además una curiosidad, en la etiqueta de la izquierda, se observa el apellido de la esposa de Fuchs, “Habermeyer”.
(Tal vez  pudo haber tenido inicialmente a su suegro de Socio, o algún pariente de su señora)  

En 1916 la Fábrica es adquirida por la naciente Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), la cual buscaba posicionarse como el mayor productor de cerveza del País, meta que logra ese mismo año al adquirir además de ésta, las Cerveceras de Andrés Ebner en Santiago y Karl Andwanter en la ciudad de Valdivia.
Al principio CCU improvisa una pequeña maltería en las bodegas de acopio de la recién comprada Cervecera La Calera, ensayando Malteos en tambores de germinación y “en canchas”, con la finalidad de autoabastecerse de materia prima (cebada malteada) para la elaboración de cerveza.
En 1946 queda atrás definitivamente la historia cervecera de La Calera, cuando CCU decide cerrar la Cervecería, y redestina la maquinaria, trasladándola a sus plantas en Limache y Santiago.

“La Maltería”


Con el paso de los años, los edificios de la planta cervecera serán testigos del paso de varias administraciones, procesos de quiebra y algunos períodos de cierre y cese de actividades:
En 1953 y luego de años de cierre, los edificios de la planta son transformados definitivamente en maltería bajo la administración de Miguel Erlwein Schleyer, y bajo el nombre de “Maltería Aconcagua”.
En 1962, Maltería Aconcagua tras una fuerte inversión, inaugura sus nuevas naves de germinación, su nueva sala de refrigeración y sus máquinas importadas de Alemania.
En los 70’s y 80’s, hay nuevas mejoras, como la inauguración de las baterías de silos de almacenaje, un  horno de malteo, nuevas salas de germinación, una caldera alimentada por leña, etc.

En 1985, y tras la quiebra financiera de "Maltería Aconcagua", Compáñía Cervecerías Unidas vuelve a mostrar interés en la planta, adquiriéndola pero esta vez, a través de su división agrícola, anexándola y presentándola como una "filial de CCU", bajo el nombre de “Agrícola Victoria Ltda.”
En 1998 la maltería de La Calera es nuevamente vendida por CCU a la Familia Chadwick, quienes la administraran bajo el nombre de “Agroindustrias del Pacífico” hasta mayo del año 2000, fecha en que la planta es nuevamente cerrada por un largo período debido a una quiebra solicitada por entidades bancarias.




Estado actual de los edificios de la Maltería La Calera
En la actualidad, la empresa sigue produciendo cebada malteada, bajo el nombre de “Cervecería y Maltería La Calera S.A.”,  y ubicada en el mismo lugar donde se fundo, calle J.J. Godoy Nº 999, Artificio, La Calera.


Bibliografia: Wikipedia y recopilación personal

lunes, 30 de enero de 2012

Latas vs. Botellas (cans vs. bottles)


Revisando en  internet algunos artículos sobre que es mejor, si la cerveza en lata o en botella, me doy cuenta que hay muchos mitos sobre las latas de cervezas. Creo que todos alguna vez han escuchado decir que las cervezas en lata tienen otro sabor, o bien, que son muy diferentes a la de las botellas, y más aún a las del barril. Todavía hay una serie de “Puristas” que se niegan a beber cerveza de una lata, creo que son unos legítimos románticos, que se aferran al cilindro de cuarzo (y a sus hermosas etiquetas, por cierto), pero que de cerveza no saben mucho.
¡La cerveza es la misma!, hasta el momento yo no he escuchado que alguna cervecería cambie la receta o los ingredientes, o varié la preparación, para hacer una cerveza que se enlatara o una cerveza que se embotellara. Lo que si es correcto, es que bebiendo directamente de la lata lo más probable es que se noten algunas diferencias por el contacto con el metal, nada más. Incluso debemos agregar que hoy en día el aluminio de las latas viene recubierto con una película que evita el contacto del metal con la cerveza. Pero no hay problema, pues como todos sabemos, la cerveza debe beberse en un vaso, y en el adecuado al estilo de ella.
A mi juicio hay dos diferencias fundamentales que le dan ventaja a las latas sobre las botellas; La primera es que con las latas no nos debemos preocupar de la exposición a la luz, pues evita que la luz reaccione con el lúpulo y cambie el sabor, generando la característica “skunked” (Azorrillada, gusto a zorrillo). La segunda ventaja es que las tapas crown y los corchos se deterioran con el tiempo y/o los golpes de almacenaje y traslado, lo que los hace finalmente permeables al oxigeno, con la posibilidad de volver rancia a la cerveza. También es posible encontrar algunas otras ventajas menores, como que las latas se enfrían más rápido que las botellas, y que las latas son más fáciles de almacenar y trasportar, generando economía y espacio.

Debido a estas razones es que muchas cervecerías artesanales alrededor del mundo, y principalmente de USA,  han perdido el temor, y han vencido el mito, envasando en latas su cerveza, con un muy buen resultado y excelencia en sus productos. Si bien la inversión inicial es muy elevada al principio, a largo plazo es más económico, y ofrece mayor seguridad al producto. Pareciera que las latas tienen cada vez más ventaja sobre las botellas, y estoy seguro que más pronto que tarde las cervecerías artesanales chilenas comenzarán a enlatar su cerveza. Afortunadamente los diseños de las latas de cervezas artesanales se han llenado de imágenes y colores, así no añoraremos tanto esas hermosas etiquetas de papel de las botellas, que pronto estarán en vías de extinción.






martes, 3 de enero de 2012

Fabrica de Cerveza Antofagasta - Cervecería Mitrovich Hermanos.


Hace muy poco he aumentado mi colección de etiquetas de Cervezas Chilenas, con la incorporación de algunas piezas de la ex Cervecería de Antofagasta. La persona de la que las obtuve me recalcaba lo muy antiguas que eran estas etiquetas. Le indique que no lo eran tanto, y le prometí situarlas en la época correspondiente, así que, aquí vamos.
Al catalogar y fechar estos objetos en la colección, cada vez más, me doy cuenta que los coleccionistas debemos convertirnos en recolectores de la historia, pues puchas que cuesta encontrar información fidedigna de la historia de la cerveza en Chile. Es por esto que hace años llevo apuntes,  haciendo una recopilación de información sobre las primeras cervecerías chilenas, algo de los datos que a continuación les comparto.

Algo de historia:
Los hermanos Ivan, Pedro y Luis Mitrovich Puljezevic, eran Croatas oriundos del pueblo campesino de Slano, cercano a la ciudad de Dubrovnik. (donde todavía habría una casa habitada por familiares). Los hermanos se habían aventurado más allá de los mares en busca de mejores oportunidades. Ivan llega a Chile en 1870, y regresa a Croacia en 1897, donde fallece. Pedro (Pavao), llego en 1883 y fue presidente de Slavensko Pripomoeno Drutvo, cónsul en Austria y Hungría, y falleció en 1922 en Suiza. Luis (Lujo) Mitrovich Puljezevic, llega a Chile a los 18 años (1888), a hacerse parte del negocio que sus hermanos habían montado en Iquique. Partieron con una pulpería, luego fue una maestranza y posteriormente varias oficinas salitreras; la Compañía de Electricidad de Antofagasta, la Compañía Cervecera, algunas Lecherías, un Banco y empresas de seguros, entre otras. La fortuna se hizo inmensa. Luis se casó ya mayor con Georgia Balbontín, una refinada mujer de familia acomodada, con quien tubo un único hijo, Luis Jorge (Reconocido Fotógrafo y Arquitecto Chileno). Poco antes de que la Primera Guerra redujera la demanda mundial por el oro blanco, y Alemania inventara el salitre sintético, los negocios comenzaron a ir mal. Sin embargo, la crisis no afectó la lujosa vida cotidiana de la familia de Luis, quien mantuvo la gran casa del cerro Concepción, frente a la Iglesia Anglicana y con una espléndida vista al puerto de Valparaíso.

Algunas cosas acerca del Edificio:
Fachada de los edificios de la Fabrica Mitrovich Hnos.(Fotografía del año 1931), que en su tiempo llamaba mucho la atención por su belleza y gran tamaño. La construcción se inició a fines de 1918, y las obras fueron terminadas e inauguradas a mediados de 1922.  Solo un corto lapso funcionó bajo el nombre de Mitrovich Hermanos, pues en 1927 la empresa fue adquirida por la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU).
Para el terremoto del 30 de Julio de 1995, el edificio sufrió muchos deterioros y a fines de la década de los 90’ fue demolido. Hoy día se conserva solamente la fachada, incorporada al centro comercial, Antofagasta Shopping.

La fecha de la Etiquetas:
Etiquetas impresas por Litografía (Piedra caliza con dibujo tallado a mano), fueron hechas por la Imprenta y Litografía Universo de Valparaíso. Tienen el dibujo del edificio de la fábrica, y además tienen el característico logotipo de una M sobre una H (Mitrovich Hnos.) De acuerdo a los datos anteriores, a estas etiquetas las podemos sitúan entre los años 1922 y 1927.-
Estas etiquetas hechas por Litografía (Talleres Gráficos de la Compañía Chilena de Fósforos). Son posteriores a 1927, pues la fábrica ya es de la Compañía de Cervecería Unidas (CCU).