Translate

miércoles, 18 de abril de 2012

Cervecería y Malteria La Calera

La cervecería La Calera, fue fundada en 1891 por don Jorge Fuchs Treiber, alemán nacido en Hockenheim en 1856, y casado con la valdiviana Guillermina Habermeyer Walter. Adquiere de la sucesión del ciudadano Boliviano Lidefonso Huici, un fundo en Artificio, localidad cercana a La Calera, Región de Valparaíso. En este lugar funda su Compañía Cervecera, una planta más bien pequeña, que es ampliada constantemente hasta 1906, fecha en la cual resulta dañada, tras el gran terremoto que sacude a la zona central.


Luego de este gran sismo, es cuando Jorge Fuchs incluye un socio en la empresa, el cual aportaría una inyección de capital para sobreponerse a los daños y continuar creciendo, entre los años 1908 y 1915, periodo en que se la conoce como "Compañía Cervecera Fuchs y Plath".
Hermoso abridor metálico de principios de 1900
De las primeras etiquetas de la cervecería se infiere que inicialmente se llamo Fábrica de Cerveza “El Artificio”.
Además una curiosidad, en la etiqueta de la izquierda, se observa el apellido de la esposa de Fuchs, “Habermeyer”.
(Tal vez  pudo haber tenido inicialmente a su suegro de Socio, o algún pariente de su señora)  

En 1916 la Fábrica es adquirida por la naciente Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), la cual buscaba posicionarse como el mayor productor de cerveza del País, meta que logra ese mismo año al adquirir además de ésta, las Cerveceras de Andrés Ebner en Santiago y Karl Andwanter en la ciudad de Valdivia.
Al principio CCU improvisa una pequeña maltería en las bodegas de acopio de la recién comprada Cervecera La Calera, ensayando Malteos en tambores de germinación y “en canchas”, con la finalidad de autoabastecerse de materia prima (cebada malteada) para la elaboración de cerveza.
En 1946 queda atrás definitivamente la historia cervecera de La Calera, cuando CCU decide cerrar la Cervecería, y redestina la maquinaria, trasladándola a sus plantas en Limache y Santiago.

“La Maltería”


Con el paso de los años, los edificios de la planta cervecera serán testigos del paso de varias administraciones, procesos de quiebra y algunos períodos de cierre y cese de actividades:
En 1953 y luego de años de cierre, los edificios de la planta son transformados definitivamente en maltería bajo la administración de Miguel Erlwein Schleyer, y bajo el nombre de “Maltería Aconcagua”.
En 1962, Maltería Aconcagua tras una fuerte inversión, inaugura sus nuevas naves de germinación, su nueva sala de refrigeración y sus máquinas importadas de Alemania.
En los 70’s y 80’s, hay nuevas mejoras, como la inauguración de las baterías de silos de almacenaje, un  horno de malteo, nuevas salas de germinación, una caldera alimentada por leña, etc.

En 1985, y tras la quiebra financiera de "Maltería Aconcagua", Compáñía Cervecerías Unidas vuelve a mostrar interés en la planta, adquiriéndola pero esta vez, a través de su división agrícola, anexándola y presentándola como una "filial de CCU", bajo el nombre de “Agrícola Victoria Ltda.”
En 1998 la maltería de La Calera es nuevamente vendida por CCU a la Familia Chadwick, quienes la administraran bajo el nombre de “Agroindustrias del Pacífico” hasta mayo del año 2000, fecha en que la planta es nuevamente cerrada por un largo período debido a una quiebra solicitada por entidades bancarias.




Estado actual de los edificios de la Maltería La Calera
En la actualidad, la empresa sigue produciendo cebada malteada, bajo el nombre de “Cervecería y Maltería La Calera S.A.”,  y ubicada en el mismo lugar donde se fundo, calle J.J. Godoy Nº 999, Artificio, La Calera.


Bibliografia: Wikipedia y recopilación personal